+2700 Actividades turísticas en México


La rìa celestùn

El bello puerto de Celestún es uno de los mágicos lugares donde te puedes sorprender de manera extraordinaria de este pequeño lugar, pero grande en diversidad natural, ya que puede ofrecer a cualquier visitante una vista impresionante del mar, la Ría y su rica flora y fauna y es preferible hacer un viaje largo y empezar desde temprano la aventura.

La mañana es perfecta para iniciar un recorrido sorprendente con un calor húmedo, en una de las lagunas salinas de la Ría Celestún y escuchar un ruido, como un murmullo que rompe la tranquilidad de este hermoso lugar. El murmullo se termina y nos permite descubrir uno de los espectáculos más bellos de la naturaleza: los flamencos rosados que inician un nuevo día.

Celestún está ubicado al noroeste de la Península de Yucatán, aproximadamente a 3 horas de la capital Yucateca (Mérida) y fue decretada como la Reserva de la Biosfera Ría Celestún en el año 2000.

Se puede llegar en autobús, automóvil propio y por lancha sobre la costa yucateca.

La posición geográfica se ubica en el Golfo de México, donde colindan los estados de Campeche y Yucatán su extensión territorial es de casi 81,500 hectáreas, y en este lugar podemos encontrar una gran diversidad de ecosistemas tropicales costeros que van desde manglares hasta dunas, pasando por varios tipos de selva baja. Además, la Ría Celestún alberga una importante variedad de especies de fauna, de las cuales destacan el elevado número de peces y de aves, además de la presencia de numerosas especies que sólo habitan en esta región.

Su llamativa coloración, se convierte en un lugar carismático. Quizá los flamencos no tengan tanto impacto en términos globales, pero definitivamente, su presencia es importante en la Reserva de la Biósfera Ría Celestún.




La Ría Celestún nos puede ofrecer gran variedad de paisajes, al llegar al sitio inmediatamente te puedes encontrar en una gran diversidad de selva con un calor húmedo si no confortable, rico, inmediatamente se atraviesa un puente, única vía terrestre para llegar a Celestún, lo cual atraviesa la Ría de Celestún.




Celestún cuenta con pocos habitantes pero estoy seguro que todos y cada uno te tratará como si estuvieses en tu casa, son muy amables y hospitalarios; la mayoría se dedica a la pesca, el turismo, restaurantes y hoteles y las mujeres realizan artesanías, las cuales se pueden encontrar en la playa y en la misma también se pueden encontrar desde pequeños souvenirs, estrellas de mar, conchas y lámparas extraordinariamente hermosas.

En cuanto a gastronomía existen gran variedad de mariscos en sus diferentes restaurantes, desde una langosta, camarones de Ría de sabor dulce, jaibas y en el mercado municipal te puedes deleitar de los platillos deliciosos yucatecos como cochinita pibil, relleno negro, hasta antojitos como salbutes y panuchos (tortillas hechas a mano rellenas de frijol y pollo con cebolla y otros ingredientes deliciosos).




Es impresionante como se puede aventurar a la reserva tan grande. Todo empieza en rutas eco-turísticas abandonadas hasta complejas.






Uno de los lugares donde podrías empezar el recorrido, es en un lugar denominado "lugar de monos": el recorrido fantástico y temeroso se empieza en un sendero de aproximadamente un kilómetro y medio de largo, hecho a palos de maderas, donde hay cabañas hechas de palmas secas, en éste sitio podemos encontrar desde pájaros, especies únicas en la Ría, hasta monos saltando en los árboles; más adelante se puede encontrar un pequeño ojo de agua azul, que al adentrarse se vuelve turbia, en el cual te puedes bañar pero con precaución, porque en él hay pequeños lagartos, esto debido a que como el agua es fresca, permite a los animales bañarse y beber.




Unos kilómetros adelante se encuentra la reserva ecológica "isla pájaros", enorme extensión donde también se puede disfrutar como su nombre dice: una gran variedad de aves silvestres únicas en la región.




El recorrido comienza en una cabaña gigantesca donde te explican la importancia de preservar la región y la gran variedad de aves, algunas protegidas por estar en peligro de extinción. En este lugar se puede caminar en un sendero de aproximadamente tres kilómetros de largo hecho de maderas de la región, donde se puede disfrutar de la flora maravillosa y diferentes especies de la región así aves, pelicanos, garzas, el pescador, el carpintero y la famosa "garza tigre". Llegando a la mitad del recorrido puedes encontrar un mirador de aproximadamente cinco metros de altura donde se puede disfrutar de la vista de la Ría atravesando el puente y encontrándose con el mar; continuando el recorrido podemos encontrar senderos donde filtra el agua de la Ría ricos en jaibas y cangrejos que hacen sus nidos de protección y ya para finalizar éste recorrido se puede encontrar varias especies de reptiles en su hábitat natural.




Una de las rutas eco-turísticas que se puede visitar es tal vez no la más completa, pero sí la más cuidada de la región la cual se llama: "Dzinitun". En este lugar mágico se puede encontrar una palapa enorme donde puedes tender hamacas y descansar un rato. El recorrido empieza con un sendero de aproximadamente un kilómetro de distancia, donde puedes disfrutar de la selva de Celestún. Terminando el sendero tomas una canoa, la cual puedes remar o conducir con un experto; el recorrido continúa remando hacia la Ría, un recorrido extraordinario que puedes disfrutar viendo la flora y fauna que éste lugar ofrece: aves, peces y diferentes tipos de mangles, algunos protegidos por la biósfera; uno de ellos que luce impresionante es el mangle rojo. Al llegar a la mitad del recorrido en canoa, puedes descansar en una pequeña cabaña en medio del agua donde se encuentra la laguna de Dzinitun y puedes observar las hojas de los mangles formando líneas en el agua al cual lo tiñen de color rojo; continuando el recorrido se atraviesan túneles formados por los mangles hasta llegar a la Ría enorme, donde puedes aventurarte a pescar camarón, utilizando para ello un equipo especial que incluye botas para que puedas caminar en la Ría, tiras la red y vas arrastrando la canoa caminando en la Ría. Al subir la red, es interesante la diversidad de especies que puedes ver dentro de ella, ya que pueden haber, desde peces, camarones, cangrejos y pez sapo; más delante se puede observar el ojo de agua y la terminación de la Ría, en el cual se puede observar la unión que existe entre el agua del mar con el agua de Ría es cual se denomina estero; un poco más adelante puedes encontrar las parvadas de flamenco rosado y pelicanos, revoloteando y anidando. Continuando el recorrido en canoa puedes disfrutar de un pocito de la época colonial y de otro sendero donde puedes ver uno de los lugares únicos en el lugar y llamativo un famoso "bosque petrificado" o "ciénega" donde habitan desde aves hasta reptiles.




Terminando el recorrido puedes montar una bicicleta de montaña y dar un paseo para disfrutar el mangle verde, el cual luce mágico, ya que con el reflejo del sol, sus hojas quedan de un color plateado y finalizar disfrutando de platillos exquisitos de pescado frito o ceviche mixto. En este lugar podemos encontrar cabañas para dormir completamente ecológicas que utilizan energía solar, los cuales cuentan con retretes ecológicos y para el caso de que se prefiera dormir más al aire libre, te pueden ofrecer casas de acampar para disfrutar la noche.




Otro espectáculo que te puede sorprender y muy recomendable realizar en el puerto de Celestún es dar un paseo en lancha empezando en la ría rumbo al mar y a la playa en el cual puedes disfrutar viendo a los pescadores pescando pulpo e igualmente en temporadas específicas observar a los pescadores recolectando o pescando "pepino de mar" una de las especies deliciosas de mucha demanda y de peligroso oficio por la manera de cómo se obtiene del mar, el cual si bien casi no se consume en esta región, ésta especie exótica, es exportada al continente asiático, lo que hace que muchos pescadores de la región prefieran dedicarse a la pesca de esta especie, oficio muy peligroso ya que el pepino de mar se le encuentra en aguas profundas, el cual solo se puede extraer buceando para recolectarlos de sus nidos y en varias ocasiones esto produce la muerte de algunos de sus captores debido a la descompresión que sufren sus cuerpos al no tener en ocasiones la orientación o conocimiento necesario para realizar dicho trabajo. Terminando el recorrido puedes disfrutar del grandioso atardecer en la playa y bañarte en el agua caliente que ofrece el mar y con suerte puedes encontrar una estrella de mar.




Para finalizar ésta aventura en el Puerto de Celestún, puedes disfrutar del pequeño parque, visitando la iglesia; éste puerto no es un lugar muy católico pues predominan otras religiones, pero cuenta con una iglesia católica muy atractiva y una virgen que en su honor se hace una fiesta popular durante el mes de junio o agosto. Y por último puedes descansar en uno de sus diferentes hoteles cuatro estrellas que te puede ofrecer y terminar la fiesta.




Ría Celestún es uno de aquellos lugares donde el eco-turismo puede marcar la diferencia en la conservación del ecosistema, si se realiza en base a unos rigurosos principios éticos. Si se mantiene el número de visitantes limitado a una cuota anual y las embarcaciones respetan una distancia con las aves, la operación permitirá que cada año muchas personas puedan disfrutar del maravilloso espectáculo que es contemplar una bandada de flamencos. Con un poco de esfuerzo y conciencia, podremos conseguir que en el futuro, estas elegantes aves perduren y continúen fundiéndose en el rojo carmesí de los atardeceres yucatecos.




















Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es la más importante!

RealMexico +3000 Destinos Turísticos Arte y cultura

ya visitaste estos sitios turìsticos?